viernes, 27 de febrero de 2009

Palacios fuera de serie III

Una nueva entrada con algunas de las pinturas de una de sus últimas exposiciones, con obras realizadas a lo largo de su carrera.
Este tipo de trabajo es el que de verdad le gustaba a Antonio, con el que disfrutaba, lejos de los encargos y los plazos agobiantes; con el que se relajaba, muy lejos de sus temas épicos, son pinturas bucólicas, religiosas, costumbristas; como veis, muy alejadas de ese otro mundo de héroes y aventureros.
Como curiosidad, he mantenido los textos que acompañaban a los cuadros con los precios de la época.
La última imagen pertenece a dos de las obras realizadas para el Hotel Ritz, que le encargó diversas pinturas para sus salones.